jueves, 17 de marzo de 2011

Solo, si pudiera pedirlo.

Si pudiera pedir un deseo, sería tenerte, tenerte del todo, para siempre.
Se cuenta, que los genios de las lámparas, salen al frotar dichas con las manos, cuando la frotas, el genio brota sin más. En las películas y novelas, nos hacen creer que es de un color extravagante, grande, feo, pero es alguien esperado. Normalmente puedes pedir tres deseos, pero yo con uno me conformaría, el imprescindible, con el que sueño todos los días, dormida, y despierta: Tú.
Y si eso no fuera posible, pues te volvería a pedir, hasta el final de mis días.
Sería como el pirata en busca del tesoro, que nunca sabe lo que puede haber en el cofre, una calavera, una monedita o un botín, pero nada, absolutamente nada del final, les hará y me hará cambiar de parecer.

No hay comentarios:

Publicar un comentario