martes, 28 de junio de 2011

Eres arena dentro de mi mar.

No se de cuantas maneras, pero de todas te quiero.Y es cierto, el título lleva razón. 
La arena que vive dentro del mar, es arena, viene y va, pero nunca sale del agua. Y si no, pensad. A veces el amor viene, también va, las corrientes alteran el tipo de arena, pero al fin y al cabo sigue bajo agua, y es lo que es, simple arena.

2 comentarios:

  1. Vaya comparación más buena :) nunca se me hubiese ocurrido! perfecta la entrada!

    ResponderEliminar